La verdadera historia de la Cruz Mayor de Campo Afuera

22.08.2013 17:27
Desde el año 2001 surge en lo más alto de la localidad de Campo Afuera un verdadero símbolo de la fe, se trata de la denominada “Cruz Mayor”, la gran inspiración de Juan Diapolo quién la diseño con la intención, que según él, está focalizada a “fortalecer la fe y de imponer una fuerte presencia de Cristo en ese lugar”, pero nunca con el ánimo de crear un símbolo “contra las brujerías”, como se lo conoce actualmente.  
La gigantesca cruz tiene mucho más para contarnos, más allá de su aspecto sólido y contundente. En su interior, contiene gran cantidad de crucifijos, rosarios y medallas de diferentes santos y vírgenes, que los lugareños colocaron en el cemento durante su construcción. “Fue realmente muy fuerte el momento en el cual, niños y grandes se acercaban hasta donde estábamos rellenando con cemento, dejando dentro de él todo tipo de símbolos religiosos, acompañados de peticiones y plegarias”, de esta manera, Diapolo, describía aquel momento que para él marcó la fe de la cruz.  
Este gran monumento creado de hierro y cemento, tuvo una historia muy particular, que su creador nos cuenta luego de varios años, asegurando que el sentido de su creación tomo un camino que él nunca divulgó y que solo quería imponer la “Presencia de Dios” en un determinado lugar. 
La Cruz Mayor, se comenzó a construir en otra zona del departamento, ese lugar fue en la calle Amarfil, en Las Lomas. Allí, casi en lo más alto de la geografía lomitera y a escasos metros de calle Tucumán, se comenzó con la limpieza del terreno destinado para su creación, pero esta idea desistió ya que fueron muy pocos los vecinos que colaboraron para su construcción, entonces, otras personas que venían desde Campo Afuera, ofrecieron ayuda, y la idea de construirla en aquella zona. Días después, se consiguió el terreno y luego de varias semanas de trabajo, dos grandes grúas pusieron de pié las tres partes que forman la cruz, que ensambladas en las alturas muestran su aspecto actual. “No se puede expresar la sensación de alegría y de tanta emoción que era poder observar aquel momento. El lugar estaba lleno de personas que habían colaborado y otros tantos curiosos, quienes mostraban en su rostro la sorpresa de ver este imponente monumento”, explicaba Diapolo, mientras en sus ojos aún se podía observar su emoción. 
En cuanto al trabajo que llevo construirla, nos afirmó que esta Cruz, es una de las 50 obras religiosas que diseñó en diferentes zonas de San Juan, entre ellas, en la Comunidad de La Merced, Medalla Milagrosa del Barrio Bancario, Villa Mariano Moreno, La Candelaria, en Las Tierritas, y también en Pocito entre otras tantas, siendo éste un propósito de colaboración con la Iglesia Católica, ya que su educación fue en un colegio religioso. ”Esta forma de participar con el diseño es muy propio en mí y en algunos casos inclusive hasta la construcción de los monumentos e imágenes, fue una idea que llevo adelante desde hace varios años, porque creo que necesito estar participando activamente con la Iglesia, creyendo en un Dios que nos guía para que cada uno de nosotros cumplamos propósitos”, explicó. 
Con respecto a la posibilidad de crear una figura similar o igual en Las Lomas respondió “Aquella vez, la idea fue muy aceptada por varias personas del lugar, y creo que es muy importante que estas estructuras que nos recuerdan que hay un pueblo con fé, se construyan no solo en Villa Villicúm o en Las Lomas, sino también en otros lugares  y que no sean mal interpretados, como sucedió con esta Cruz.  
Al momento de diseñar estas delicadas figuras, se piensa de tal manera que le de un sentido en particular a cada una, tomando como principal inspiración la Sagrada Trinidad”, agregó. 
Tomando la maqueta de la “Cruz Mayor” nos enseña el significado de cada una de sus partes, donde se detalla el Padre, Hijo y Espíritu Santo, explicándonos además, que la misma fue hecha en madera y a escala por un carpintero argentino, residente en España, en Jalón (Alicante) y que en uno de sus viajes le pidió su creación, que en total fueron 3, dos de las mismas se encuentran en Argentina y la tercera se quedó en aquel País. La misma tiene en su parte inferior la imagen de la Santísima Virgen Pobre, que no es la misma figura que actualmente se muestra al pié de la verdadera Cruz, Alli se puede ver a María Inmaculada, que fue realizada por la artista Analía Russo, dándole un aspecto más autóctono a diferencia de otras imágenes de la misma virgen que conocemos en la actualidad. 

Buscar en el sitio

Contacto

Contactanos (0264) 154153090